POESÍA ÉPICA Y SUPERHÉROES

Lo que son las cosas. Mientras en clase estamos viendo la poesía épica griega, todo eso de La Ilíada y La Odisea y el epíteto y los dioses y los héroes y el anhelo por la vuelta a casa, el contraste entre la vida cotidiana y la aventura desaforada en esos mares de Zeus, me pide Jesús Cuadrado un textito que sirva como introducción para el próximo título de la colección sin palabras de la editorial sins entido, dedicado a Spider-Man y escrito por aquí quien ustedes saben.

Y me pongo a buscar y rebuscar en la vieja colección de tebeos del Hombre Araña y me encuentro, claro (pues no quería abusar del viejo lema "Un gran poder bla bla bla"), con el número 18 de la colección. Ya saben ustedes (y si no lo saben están en pecado mortal, no aplasten a las próximas tres o cuatro arañas que encuentren, gracias), el número donde Peter Parker, atribulado por la mala salud de hierro de la inmortal tía May, decide desaparecer del mapa y tirar al cubo de la basura el disfraz de superhéroe, mientras J.J. Jameson publica a toda primera plana que Spider-Man es un cobarde, los supervillanos se alegran o lamentan no haber sido ellos quienes derrotaran al héroe, y el pobre de Peter Parker se encuentra de pronto que vuelve a ser un pardillo que, en el fondo, hasta podría vivir sin más preocupaciones.

Y entonces, una vez ha tomado la decisión de volver a ser un adolescente normal y corriente cuando los adolescentes no eran tan anormales y eran muchísimo menos corrientes, la sabia tía Mía le suelta un rapapolvo, luego tantas veces repetido, sobre sacar fuerzas de flaqueza y tal y cual. Y Spider-Man, avergonzado de sí mismo, recuerda la gran lección y suelta esa frase, que es la que aparecerá de entradilla en el libro:

El destino me dio superpoderes asombrosos y ahora me doy cuenta de que mi obligación es utilizarlos... sin duda ni vacilación. Sé, por fin, que un hombre no puede cambiar su destino... ¡y yo nací para ser Spider-Man!

Es un tebeo que rezuma épica por los cuatro colores, un tebeo que acusarán de añejo quienes ni tienen perspectiva ni tienen papilas gustativas en los ojos y el alma, pero qué bien contadas están esas 22 páginas: sin una pelea, sin una splash-page, sin todos los reclamos que son habituales en el tebeo de superhéroes. Un muchachito atribulado y su dilema, mientras su mundo de sueños se le rompe en pedazos y sabe que ha tomado la decisión correcta, porque para él su vieja tía es más importante. Y luego, en una sola página final, el canto epopéyico desaforado, cómo en off Peter Parker recupera el disfraz de la papelera, parte en pedazos el envoltorio de papel, vuelve a calzarse el uniforme y acepta su destino.

Aquiles debió hacer lo mismo cuando rompió su huelga de celo a cuenta de Briseida cuando Héctor mató a Patroclo. Y Ulises debió de encontrarse una y mil veces en semejante tesitura, cada vez que sus naufragios sucesivos lo llevaban a los brazos de brujas, ninfas y princesitas adolescentes, con quienes se entretenía lo justo y necesario para no olvidar que su deber, y su misión, estaban en Ítaca y con Penélope.

Si hay una épica en los cómics de superhéroes, Stan Lee y Steve Ditko la entendieron a la perfección en este título, en estas fechas: la mezcla de lo cotidiano y lo fantástico, la fusión de la imagen y la palabra. Porque la épica es, sobre todo, poesía, es decir, ritmo, es decir, sonido, y nadie como Stan Lee supo encontrar esa música y esa exageración verbal, esa estridencia si ustedes quieren, capaz de sacudir las telarañas del alma y hacernos querer acompañar a Peter Parker en nuevas aventuras.

Es un tebeo de la prehistoria, de noviembre de 1964 nada menos, escrito y dibujado y publicado poco después de que muriera Kennedy, pero llevando adelante la resolución del sueño. Nosotros lo leímos diez años más tarde, pero no había perdido ni su fuerza dramática ni su magia: en clase, cuando yo tenía trece años y todo el mundo devoraba las novelitas Vértice, nuestro jefe de estudios disfrutaba de lo lindo haciéndonos sufrir y requisando esos tebeos, para devolverlos a los quince días, o acaso no devolverlos nunca. Cuando me requisó nada menos que este tebeo, y se lo llevó, me lo devolvió apenas una hora más tarde, y sonriente me preguntó, pásmense ustedes, si no tenía el siguiente.

Que sí, que algo tenían aquellos tebeos, que de algo sabían aquellos hombres, cuando transmitían la epopeya y las lecciones morales sin olvidar que estaban trabajando para un público que ni siquiera era adolescente. Gracias, Homero. Gracias, Stan. Gracias, Steve. Gracias, Peter.


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/33881

Comentarios

1
De: Eduard Fecha: 2005-10-17 21:42

¿Y cuando sale el libro? Ya estoy deseando leerlo.

La verdad es que la Amazing Spiderman de los buenos tiempos es, sin duda alguna, la mejor serie de SH de siempre. Yo he crecido más con DC que ocn Marvel y, si tuviera que escoger un arco argumental, una historia, quizá me quedaría con Batman Año Uno o con el cierre del Superman Pre-Crisis de Moore, pero como serie regular, Amazing es la reina (con permiso de los 4F de Lee/Kirby, claro: pro cierto, Rafa ¿por qué no un libro para esta colección sobre los 4F? Eres la persona adecuada, a mi juicio).

Y Ditko qué grande era, pero tengo que reconocer que para mí el Spidey definitivo es el de Gil Kane. Aunque, bueno, me quedo con los dos.



2
De: Zifra Fecha: 2005-10-17 21:59

¿Kennedy no murió en el 63? No es que importe...

Gracias por el texto.



3
De: RM Fecha: 2005-10-17 22:16

Cierto, en el 63. Pero el espíritu de su Camelot permea toda la filosofía de los primeros comics Marvel.

Si este tebeo tiene fecha de noviembre del 64, significa que salió a la venta cuatro meses antes, en julio o por ahí.



4
De: Zifra Fecha: 2005-10-17 22:24

Más épica... la de los caballeros andantes de Camelot ;-)



5
De: RM Fecha: 2005-10-17 22:28

¿Los Vengadores, quieres decir? :)



6
De: blackjack Fecha: 2005-10-17 22:37

la sociedad de la justicia de america, señor Marin... con tabla redonda y todo...

;)



7
De: blackjack Fecha: 2005-10-17 23:17

en fin, ke tengan ustedes una wena noche señores



8
De: Pablo Lata Fecha: 2005-10-18 00:35

Bonito texto. Y bonito tebeo. Será casualidad, pero justo hoy he estado repasando la reedición que hizo recientemente PdA de estos capítulos de Spiderman, tanto en la serie Spiderman Classic como en los libros Spiderman de Steve Ditko, y de los posteriores dibujados por John Romita, Gil Kane y Ross Andru, entre otros, en la serie Spiderman de John Romita y volví a releer el texto que escribiste, RM, con motivo de la edición del número 50 de la serie Amazing, de argumento similar a este sobre el que aquí escribes.

Anda que no se podían contar cosas, y bien contadas, en 22 páginas o menos.

Y sí, está claro que los supers americanos tienen mucho de héroes griegos. Pero no sólo los de Stan Lee. Que le pregunten si no al señor Oliver Queen, Green Arrow, si se ha leído últimamente el Filoctetes de Sófocles...



9
De: Uno Fecha: 2005-10-18 01:08

Ya lo decía alguien en esa época: "A grandes poderes, grandes responsabilidades", lo curioso es que lo decía el escuálido de Peter Parker, no el ricachón de Richards, o el dios Thor... curioso e inteligente. (Creo) :-)



10
De: JCP Fecha: 2005-10-18 01:56

AMAZING SPIDER-MAN es bajo mi punto de vista el mejor tebeo de SH clásicos que se ha hecho nunca. Desde 1962 a 1975, aprox.

Alentado por el post, me he releído el #18 de Spidey, y bueno, la verdad es que Ditko era bárbaro. Vaya dibujante, canela en rama. Su puesta en página y sus composiciones de viñeta eran mejores que los de la mayoría de dibujantes de su época. Romita Sr. era inferior a él en ese aspecto.

Pablo, ya que andas por aquí, o al mismo Rafa. Ya que has sacado el tema que aborda este # 18 de Spidey, y que RM ha relacionado con bastante acierto con lo del destino de Ulises, etc., os pregunto:

¿qué es lo que cuenta el primer número de Dark Knight?



11
De: Pablo Lata Fecha: 2005-10-18 02:59

Ando medio insomne hoy, JCP, así que me voy a lanzar al ruedo.

Desde cierto punto de vista el primer número del Dark Knight podría ser una hipotética continuación de este número 18 de Amazing, pero situada treinta o cuarenta años en el futuro de la vida del superhéroe. Tendríamos que hacer abstracción y considerar a Peter Parker y a Bruce Wayne no como personajes sino como "prototipos" del superhéroe o héroe clásico. Y tendríamos que considerar la historia como una suerte de What If... o Elseworlds en la que el héroe efectivamente deja abandonado su uniforme en la papelera, dejando así también atrás sus motivaciones y su sentido figurado como arquetipo. Ambos personajes, el murciélago y la araña, comparten cierto espíritu "totémico" (ver 'Coming Home' de Straczynski y Romita Jr.) y también pueden ser interpretados como personificaciones de la venganza, por el asesinato de sus padres, naturales o adoptivos, y del sentido de la responsabilidad obsesiva...

Aunque, pensado en la Ilíada, debo confesar que, si se trata de trazar paralelismos, siempre he visto al alter ego de Bruce Wayne como el Ulises/Odiseo del panteón heroico de la DC Comics (igual que Filoctetes sería Green Arrow, por ejemplo) ya que son héroes más intelectuales ambos que físicos...

Pero seguro que tú te estabas refiriendo a otra cosa, JCP: te escucho.



12
De: JCP Fecha: 2005-10-18 09:13

Pues algo más simple, aunque todo lo que has escrito tiene sentido también.

Me refería pura y llanamente a que el tema del #18 de amazing Spider-Man es EXACTAMENTE el mismo que el del primer número de DARK KNIGHT, solo que con tratamientos formales distintos (el 18 es un tebeo juvenil del 64; DK es un tebeo adulto del 86). Al menos en lo qu ese refiere al tema principal.

En el 18 de Spidey, el tema principal es "sé quién eres", y es eso lo que nos toca la fibra sensible, y probablemente lo que emocionó al profesor al que se refiere RM en su post.

Vale. Pues el DK, en su primer episodio no por casualidad titulado EL REGRESO, el tema principal es exactamente el mismo. No puedes escapar a tu destino (ni Peter Parker, ni Ulises, ni Bruce Wayne), sencillamente porque uno no puede escapar a lo que es, aunque por el camino se pierda un poquito. Aunque se retire 10 años y se eche al alcohol, como hace Bruce, al final no puede evitar volver a su verdadero yo.

Por cierto, que no es el único al que le pasa eso en ese tebeo. A Harvey Dent, Dos Caras le sucede otro tanto.



13
De: homie Fecha: 2005-10-18 09:34

pues siendo Spiderman uno de mis personajes preferidos, debo admitir que a mí, la etapa de Stan Lee y John Romita, ahora que he podido releerla gracias a las reediciones de la línea Excelsior y no me baso en recuerdos y nostalgias, me parece algo sosa y aburrida.

El Spidey de Steve Ditko me gusta mucho, y me parece muy divertido, pero no deja de ser una especie de isla en los comienzos del personaje, ya que cuando llegó Romita el cambio de estilo fue radical (se parece un poco al cambio que hubo entre Barry Smith y John Buscema en Conan. El creador gráfico del personaje fue Smith, pero la etapa de Buscema, tan radicalmente distinta, se impuso como imagen "oficial" del personaje, igual que la de Romita se impuso a la de Ditko).

Particularmente, el giro hacia el tebeo romántico que quiso imprimir Stan Lee con la llegada de Romita no me convenció. Quizás la culpa sea de Lee (Gwen casi siempre me parece algo tonta, sobre todo a partir de que se haga novia de Pete, y la Mary Jane de Stan Lee es absolutamente estúpida y repelente), pero me era muy difícil conectar con esos personajes. Y la presencia de Don Heck en un buen puñado de números fue la puntilla. Incluso la participación de John Buscema me parece verdaderamente pobre (aunque parece que Buscema le tenía auténtica manía a Spiderman, así que a lo mejor no se entregó tanto como hizo con Conan o los Vengadores).

Para mí, cuando la serie vuelve realmente a interesarme es con la llegada de Gil Kane, y realmente es a partir de entonces cuando empiezan a encadenarse las aventuras realmente clásicas de la serie: muerte del capitán Stacy, saga de las drogas, saga de los seis brazos, Tierra Salvaje, etc.



14
De: JCP Fecha: 2005-10-18 10:06

Yo voto por Homie. Vamos, que estoy de acuerdo en tus preferencias sobre la serie.
La etapa de Conway y Andru también la añado a ese saco, es de mis favoritas.



15
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 10:45

Me has tocado la fibra, Rafa, y bien lo sabes ;)

Qué magia tenían aquellos tebeos de Marvel de los 60, vive dios. Sí, es cierto que no han envejecido de la mejor manera posible, pero mantienen una mística difícil de igualar, la mística que imprimía Stan "exagerado" Lee, ayudado por el innegable talento de algunos de sus dibujantes de la época, entre ellos Ditko.

Yo hacía tiempo que lo tenía, claro, pero por si hacía falta, la edición de las BM me ha confirmado que las joyas de la corona de la Marvel de aquella época eran Fantastic Four, Thor y... Amazing Spider-Man. Sin duda me parecen las más redondas, las que menos altibajos tienen, las más interesantes.

En Amazing, mi etapa "globalmente favorita" es la de John Romita. Me resulta imposible entender que alguien pudiera no engancharse a esos ambientes, a esas mujeres, a esos secundarios, a ese trazo elegante de Jazzy tan afortunadamente entintado por Mooney, a esas tramas de varios números. La tableta, la amnesia, el intrigante...

A nivel gráfico, para mí Spidey tocó el cielo con los lápices de Kane y la tinta de Romita. La combinación me parece sencillamente insuperable. Kane es un dibujante majestuoso y nadie ha movido a Spider-Man como él, pero en sus imposibles escorzos, las facciones faciales siempre le quedaron algo duras, sobre todo en las féminas. Romita solucionó eso dulcificando el fiero trazo de Kane para conseguir un nivel de excelencia gráfica que por entonces sólo sólo era comparable al de los equipos Adams-Palmer y Colan-Palmer.

Muchos y buenos tebeos se hicieron de Spider-Man tras su número 122, sobre todo de la mano de Gerry Conway y Roger Stern, pero qué duda cabe que si la serie hubiera acabado en ese estremecedor número tras la muerte de Gwen y Norman Osborn el colfón hubiera sido insuperable. Un tebeo tan estupendamente narrado, con tal colección de talento (Lee, Conway, Kane, Romita), con una historia tan bien llevada, con un final tan redondo... Para mí, el mejor tebeo Marvel de todos los tiempos.

Como decía Rafa Fonteriz: “Peter Parker eras tú y Spider-Man era lo que querías ser.”

Por cierto, ¿Para cuándo está prevista la salida de ese libro? :p

Saludos.



16
De: homie Fecha: 2005-10-18 10:52

pues sí, la etapa Conway-Andru también me parece de las mejores, si no directamente la mejor de toda la serie. Además, si antes comenté que no me gustaba el tratamiento que Stan Lee hacía en muchas ocasiones de los personajes, en esta etapa me parece todo lo contrario.

Hace poco la releí completa y me pude dar cuenta de lo extraordinariamente sólida que es. Comenzando justo después de la muerte de Gwen, vamos viendo cómo Peter va superando su pérdida poco a poco y va enamorándose de Mary Jane, para finalmente asistir en la saga del clon a la superación total de su pérdida y el comienzo de una nueva vida.

Además, y aunque desde Marvel se han encargado con posterioridad de destrozarla inmisericordemente, siempre he sentido debilidad por la historia del Chacal.
Cuando era un crío y leía los tebeos de Vértice, dos de los villanos que tenía más idealizados eran Thanos y el Chacal; precisamente porque habían protagonizado dos grandes sagas al final de las cuales habían muerto y ya no habían vuelto a aparecer. Eso les daba una aureola de personajes "míticos" y les daba un mayor carácter de realismo a sus historias: tenían un principio y un final, no como los típicos villanos recurrentes que volvían a aparecer una y otra vez, siempre a recibir una somanta de palos. Algo parecido me pasaba con villanos como Korvak y Killmonger, que eran protagonistas de una única historia.
Eso les acerca a personajes míticos como los que ha comentado Rafa en su artículo: Aquiles sólo protagonizó una historia (y nisiquiera vio su final).



17
De: homie Fecha: 2005-10-18 10:59

pues yo no hubiera acabado Amazing con la muerte de Gwen. Si acaso, la hubiera concluído con la saga del clon de Conway-Andru.
Se podría hacer un paralelismo con el Daredevil de Miller. Tal y como dejó al personaje, la serie podría haberse concluído con el episodio de Ruleta, pero Born Again hubiera sido un final todavía mejor.

Por cierto, que el Bullseye de Miller también tenía para mí esa aureola de personaje mítico. Antes de Miller, era un villano mediocre. Sólo fue durante esta etapa que adquirió la categoría de némesis diabólica de Daredevil, y es durante la misma en la que asistimos al auténtico odio entre los personajes, que culmina con la muerte de Elektra y la paraplejia del villano. Apariciones posteriores no aportaban nada, y lo único que han hecho es descafeinarlo (incluyendo, por supuesto, la aparción a cargo de Kevin Smith).



18
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 11:02

A mí la etapa de Conway-Andru me despierta sentimientos contradictorios.

Por un lado, el tratamiento de los personajes es mucho más maduro que el que pone en prática Stan Lee. Con Conway y luego con Claremont, los personajes de Marvel por primera vez dejaron de hablar como personajes de Stan Lee. La conversación de Peter y Mary Jane en el aeropuerto, la de tía May con MJ en el hospital, etc... demuestran que en esos menesteres Conway había llevado a los personajes un paso más allá.

Ahora bien, en el lado superheróico, la serie flojea bastante y esta etapa la tenemos muy mitificada por su colosal final, con la saga del clon, pero el resto, con villanos como el gusano de la ente, el Grizzlie, el tarántula (un villano con botas con tacones y pinchos :o), etc... me parece bastante inferior a lo que nos tenía acostumbrados Amazing.

Y en el apartado gráfico, el bajón es ya totalmente sangrante. Andru no es que sea malo, pero después de Ditko, Romita, Buscema y Gil Kane, el pobre hombre queda bastante en evidencia.

Saludos.



19
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 11:07

Born Again hubiera sido un mejor final para Daredevil que Ruleta porque era un mejor tebeo que Ruleta, pero e´n el caso de Spidey, creo que la comparación no es del todo correcta.

La saga del clon está muy bien, y el tiempo la ha puesto en su sitio, ya que en su momento fue muy criticada, pero en mi opinión, no está a la altura de los episodios 121 y 122 de Amazing. La crudeza y el dramatismo de la escena en la que Peter va a casa de los Osborn a ajustar cuentas con Norman y se encuentra a Harry destrozado y lo deja ahí, pasando completamente de él, como un desquiciado al que únicamente le importa su justa venganza es algo que no te encuentras en la saga del clon.

Entre otras cosas porque Andru jamás ha sido ni la cuarta parte de dibujante que Kane y Romita, y eso ayuda ;)

Saludos.



20
De: JCP Fecha: 2005-10-18 11:08

"Como decía Rafa Fonteriz: “Peter Parker eras tú y Spider-Man era lo que querías ser.” "

Efectivamente, eso es un tebeo juvenil con un héroe con el que identificarse. Y ahora vuelvo yo a la cargo:

¿Qué pasa si el protagonista no es un héroe que nos gustaría ser ni con el que podamos identificarnos, como el Bruce Wayne oscuro y ultraviolento del DK, pero sí es un héroe que tiene conflictos íntimos parecidos a los de cualquiera de nosotros (y por eso podemos comprenderle), como lo de reprimir su verdadero ser ?

Eso es un tebeo adulto.



21
De: JCP Fecha: 2005-10-18 11:09

Ya lo hablábamos el otro día Álvaro y yo. No es lo mismo identificarse con un personaje que comprenderle.



22
De: JCP Fecha: 2005-10-18 11:12

"Entre otras cosas porque Andru jamás ha sido ni la cuarta parte de dibujante que Kane y Romita, y eso ayuda ;)"

No está tan clara la cosa. Andru, como historietista , con todo lo que eso conlleva (planificación, composición, narrativa, puesta en página) era bastante mejor que Romita Sr. Y yo diría que no le anda muy lejos a Gil Kane.

El propio Kane dijo en una entrevista que las páginas a lápiz de Andru eran de las mejores que había visto en su vida. Esto, dicho por un súper dibujante como Kane.



23
De: JCP Fecha: 2005-10-18 11:14

"A nivel gráfico, para mí Spidey tocó el cielo con los lápices de Kane y la tinta de Romita. La combinación me parece sencillamente insuperable."

Totalmente de acuerdo.



24
De: Pablo Lata Fecha: 2005-10-18 11:15

Pues me sumo a quienes comentan su aprecio por la etapa de Gerry Conway y Ross Andru. Considero que ejemplifica como muy pocos tebeos de la época la evolución del género superheroico hacia terrenos más adultos, creciendo a la par que lo hacían sus lectores.

Creo sinceramente que, quitando momentos puntuales como el Born Again, estos fueron los tebeos que tocaron techo en lo que a la madurez del SH se refiere. A partir de ahí no se evolucionó. Quizá tampoco se podía.



25
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 11:21

No me gustaría que quedara la idea de que yo le guardo algún tipo de animadversión al bueno de andru. Es más, son muchas las ocasiones en las que lo he defendido de los ataques de fans más veteranos que yo que en su momento, para los cuales el transito de la etapa Kane-Romita fue particularmente duro.

No obstante, sí me parece evidente que la serie sufre un bajón gráfico evidente del 123 al 124 de Amazing. Entre el número en el que JJJ contrata a Powerman y el del Spidermóvil hay todo un mundo. Quizá narrativamente Andru no estuviera tan lejos de sus predecesores como en el resto de facetas que debe dominar un dibujante de cómics, pero no me parece que fuera especialmente sofisticado en ese aspecto.

Por poner un ejemplo meramente narrativo, el dinamismo con el que componía Kane las páginas de lucha, con esas viñetas horizontales, me parece muy superior al que hace Andru en, por ejemplo, el episodio en el que se enfrenta al falso buitre. Es una composición mucho más convencional, menos arriesgada. Más fría.

Pero sólo es mi opinión, claro está ;)

Saludos.



26
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 11:23

Antes quería decir "para los cuales el transito de la etapa Kane-Romita a la de Andru fue particularmente duro."

Es que me había quedado una frase un tanto absurda :p



27
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 11:26

No estoy del todo de acuerdo, Pablo Lata.

Conway fue el primero que, efectivamente, se deshizo de ese estilo tan grandilocuente e irreal de Stan Lee, pero en mi opinión el primero que realmente hizo hablar y razonar a los superhéroes como personas normales (obviando el hecho de que se ponían un traje de colorines para pegar a los malos, claro :D) fue Chris Claremont.

Luego llegaron Miller, Moore y compañía y el género siguió evolucionando, claro está, pero para mí las figuras claves en esta evolución fueron, por orden cronológico, Lee-Conway-Claremont-Miller/Moore.

Saludos.



28
De: Felipe Fecha: 2005-10-18 11:54

Ya que se menciona a Claremont, me gustaría decir que esa reflexión funciona bien cuando tienes al lado a un dibujante competente, y a lo largo de su etapa en X-Men, Chris logró rodearse de unos cuantos (Byrne, P.Smith, Romita,Silvestri, Lee, Davis..., cosa que tb es en buena parte mérito suyo). Pero cuando aparece un dibujante más del montón, la 'técnica' de Claremont es insufrible. Esto parece q ha ido a más a lo largo de los años (aunque sería interesante releer números viejos en paralelo con más acuales, por ejemplo, para ver si esto es sólo cosa de su trabajo actual, que yo creo q no). Me vienen a la mente algunas historias de complemento-relleno en Classic X-Men...

De Claremont hay establecidos unos cuantos mitos, que no creo q sean tan positivos, por ejemplo su tratamiento de las mujeres. Yo no creo q sean mujeres muy naturales, todas acaban teniendo poderes (sí, es un tebeo de SH, pero los poderes no hacen personajes), y desde luego, no hablan como las mujeres (o los hombres) normales hablarían en una conversación entre amigos. Ese es el mérito de Lee, que a pesar de su grandilocuencia como narrador, las conversaciones entre compañeros de instituto eran naturales. Sinceramente, no me imagino esas conversaciones en manos de Claremont



29
De: JCP Fecha: 2005-10-18 11:59

Claremont todavía es género de SH clásico, creo. Miller y Moore ya hicieron otra cosa. Es deconstrucción, es género autoconsciente, posmoderno, como queráis llamarlo. Pero es género de SH, claro. Como también lo es FUERZA-X, de Allred y Milligan.

No sé, yo es que nunca le he visto problema alguno al género como tal. Si acaso, la sobreexplotación de personajes durante décadas que, por pura ley de vida, no dan más de sí desde hace, eso mismo, décadas.
Pero si se inventan personajes nuevos, y se adoptan enfoques nuevos, se pueden hacer tebeos de SH perfectamente güenos, e incluso (si así se quiere, si eso desea su autor) legibles por adultos.

Para mí, la capa y la máscara es exactamente lo mismo que la gabardina y la pistola del detective de género negro.
O que el sombrero y el colt del western. Sólo hay que ver a Clint Easwood (EL JINETE PÁLIDO y SIN PERDÓN, ésta última es prácticamente de anteayer) para ver que ningún género está muerto. Sólo hay que tener talento para hacer algo en condiciones.

Bueno, que diga algo RM, que para eso escribe "género". Otro tipo de género, claro, CI-Fi.



30
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 12:04

Conste que yo a Claremont le tengo bastante perdida la pista. Entre su abrupto final en X-Men a principios de los 90 y lo que le estoy leyendo ahora con Alan Davis apenas habré leído 3 ó 4 tebeos suyos.

Pero vamos, yo hablo de su primera etapa de 17 años en la Patrulla, y realmente ahí creo que el tío llevó al género a cotas que parecían impensables, dándoles a cada uno de sus personajes una personalidad propia, un comportamiento coerente, una forma de hablar realista, etc...

Lo de que todos sus personajes acaban teniendo poderes... Pues no lo sé, pero por ejemplo del Claremont que yo conozco no recuerdo que Moira acabara teniéndolos (ahora no lo sé, insisto).

Y en cuanto a los adolescentes, te doy la razón en parte, Felipe. Sí es cierto que en ocasiones los adolescentes de Claremont parecen demasiado adultos cuando hablan (recuerdo conversaciones entre Doug Ramsey y Kitty Pryde que eran la leche, y no me vale que fueran genios, seguían siendo críos), pero muchas veces ha relatado reacciones de la propia Kitty o de Illyanna que sí eran claramente de una persona joven y por hacer.

Saludos.



31
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 12:07

Por supuesto, JCP, que Claremont es aún género de superhéroes clásico, como también lo es Conway o el primer Daredevil de Miller. Lo que trato de expresar es que, en mi opinión, ellos hicieron (cada uno en su época) evolucionar el género como tal, a diferencia de gente como Roy Thomas, que se limitó a seguir las directrices marcadas por Lee.

Saludos.



32
De: jose antonio Fecha: 2005-10-18 12:23

¿alguien puede decirme cómo se inserta una foto en el comentario??



33
De: Felipe Fecha: 2005-10-18 13:06

Ignacio, no estoy diciendo que sus personajes no estén bien construidos y demás, sólo digo que sus tics perjudican al conjunto.
Alguien dijo antes q parecía como si los ingleses impusieran un dibujante flojo para destacar ellos. En el caso de Claremont, es lo contrario, necesita de un dibujante bueno para que la historia quede legible y dinámica. En caso de que el dibujante sea malo, como él se dedica a narrar lo que pasa en la viñeta, te fuerza doblemente a mirar los dibujos y ahí es cuando se pierde.
Las historias nuevas con Davis de ahora son dinámicas y buenas en ese sentido, pero por ejemplo los números de fill-in de otros autores, o su trabajo en otras limited es 'horrible' como narración de historia, y creo q es debido a que no adapta o sabe adaptar su narración a las carencias el dibujante, a no contar la cosa un guión más dinámico cuando los dibujos no lo son.

Pero no te equivoques, yo tb he disfrutado y mucho de su larga etapa en X-Men :)



34
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 13:20

En líneas generales, un tebeo necesita de un buen dibujante para funcionar bien, Felipe. Quizá en el caso de Claremont sea más acusado por lo que apuntas, pero ocurre con muchos más guionistas, por no decir todos.

Yo soy un admirador incurable de la etapa de Stern en Amazing spider-Man y en cambio llevo años intentando leerme su trabajo en Peter Parker sin éxito. Pasar de John Romita JR a Ed Hannigan, al Milgrom y demás es rollo duro...

De todas maneras, esos tics que bien comentas de Claremont, son de un Claremont más bien tardío, desarrollado alrededor de su etapa con Romita jr en Uncanny a mediados de los 80 y llevada al extremo con la llegada de los Silvestri y compañía. Con Byrne, Cockrum o Paul Smith eso era mucho menos frecuente.

Saludos.



35
De: Felipe Fecha: 2005-10-18 13:30

Quizás lleves razón en lo de tardío, pero sea como sea, es una verdadera pena, pq ideas no le faltan.

En su segunda etapa en X-Men (con Kubert y demás), hubo números con los que me dormí (literalmente). Recuerdo uno en el que aparece un barco de guardia costera y rescatan a alguien 'sois unos héroes', 'no, vosotros más', 'no, no vosotros' ugh!!
Esa etapa fue penosa, en mi opinión, dura, dura de leer.



36
De: Ignacio Fecha: 2005-10-18 13:43

Ya te digo que desconozco por completo lo que ha hecho Claremont en el universo mutante entre el nº 3 de X-Men y hace 2 meses, pero no me extraña nada lo que comentas ;)

Saludos.



37
De: JCP Fecha: 2005-10-18 13:50

"Por supuesto, JCP, que Claremont es aún género de superhéroes clásico, como también lo es Conway o el primer Daredevil de Miller."

Sí, sí, claro, estoy de acuerdo.



38
De: homie Fecha: 2005-10-18 15:01

buf, deja uno la conversación en el post 17 y cuando vuelvo va por el 37 y por otros derroteros diferentes.

Voy a responder al comentario de Ignacio en la respuesta 19. Yo sí creo qe la saga del clon y Born Again son mejores finales para la historia de sus respectivos protagonistas que la muerte de Gwen y Ruleta. Más allá que por la calidad de las respectivas historias, por lo que cuentan.
Si en ambos casos se hubiera terminado en el momento que tú sugieres, los personajes hubiesen quedado en una situación totalmente inestable: Peter Parker totalmente destrozado y desengañado, y Matt Murdock al borde de la esquizofrenia y la locura. Me da la impresión de que, más allá del cariño que pueda sentir por los personajes y del deseo que pueda tener de darles un final feliz, es más adecuado dejar la historia tras la saga del clon, cuando Peter está en paz consigo mismo y puede comenzar una nueva vida con Mary Jane, o tras Born Again, cuando Matt Murdock se libera de los lastres que suponía su doble vida y puede comenzar una nueva vida con Karen.

Estoy de acuerdo en que momentos como los que citas de la muerte de Gwen, cuando Peter abandona a su suerte a Harry, o el momento en que Mary Jane decide apoyar a un Peter destrozado justo después de que éste la envíe directamente a la mierda, son magníficos, pero eso no quita para que siga considerando como mejor final la situación en la que queda al final de la etapa Conway.



39
De: JCP Fecha: 2005-10-18 15:29

" es más adecuado dejar la historia tras la saga del clon, cuando Peter está en paz consigo mismo y puede comenzar una nueva vida con Mary Jane, o tras Born Again, cuando Matt Murdock se libera de los lastres que suponía su doble vida y puede comenzar una nueva vida con Karen. "

Es que, de hecho, ahí acabaron las historias de ambos personajes. Lo demás es ya seguir explotándolos comercialmente.

Porque ¿hay alguna historia verdaderamente relevante de Spider-Man o de Daredevil después del final de la saga del Clon de 1975, o de Born Again, respectivamente?



40
De: homie Fecha: 2005-10-18 15:42

no sólo no son relevantes, sino que en muchos casos contradicen lo que se ha contado de los personajes.

Por ejemplo, a mí, el Matt Murdock que emerge del final de Born Again me parece un personaje tan fuerte y seguro de sí mismo, que considero imposible que pueda haber sufrido tantas crisis desde entonces (de hecho, la breve etapita de Karl Kesel me parece la más fiel con el personaje, ya que se olvidaba de tanta crisis y agobio).



41
De: homie Fecha: 2005-10-18 15:44

esto no quita para que etapas concretas como el Spiderman de Stern y